No todo es futbol.

Desde que el Huesca es un equipo de primera división he ido varias veces a grabar sus partidos para las televisiones nacionales. Lo primero que me sorprendió al llegar al campo es el equipo humano y técnico que despliegan La Liga y Mediapro para llevar la señal del partido a todas las televisiones del mundo.

En España tenemos la mejor liga del mundo y eso también se refleja en el nivel de las retransmisiones de los partidos y las previas. Antes, un Barsa-Madrid tenía el doble de cámaras que cualquier otro partido, ahora solo tiene unas pocas más. Podemos ver por la tele un partido normal grabado con 25 o 28 cámaras, mientras que un clásico lo veremos a través de unas 32. Cada cámara con una función asignada, hay cámaras generales para seguir la acción, cámaras de repetición, cámaras que siguen a personajes concretos y cámaras exclusivamente para dar planos bonitos.

Todas estas cámaras están al servicio del VAR para que el arbitro pueda ver las acciones polémicas desde el mejor angulo posible.

Según la importancia del partido trabajan entre 100 y 400 personas para llevar la señal del partido a todas las televisiones con derechos que van retransmitir el partido por todo el mundo. Gente de oficina, cámaras, realizadores, mezcladores, montadores… y un mes antes de la fecha ya se empiezan con los preparativos.

Antes de que empiece el partido reina una sorprendente calma, toda la calma que se puede tener cuando llevas varias semanas de preparativos y 3 días de montaje para retransmitir un partido que tendrá una audiencia millonaria.

Todos los técnicos son expertos en su función y están especializados en futbol, una jugada sin aparente peligro puede cambiar el partido por completo y en menos de un segundo tienes que saber con que cámara mostrar la acción y en el menos tiempo posible tener lista la repetición para poder emitirla.

Hasta luego.

Borja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *